Emprender

Nunca he tenido mentalidad emprendedora. Dicen que es cosa de este país, aunque yo veo a mucha gente que sí que la tiene, porque si no, pues no existirían muchas cosas, obviamente. Pero el caso es que eso de reunir a la familia y conocidos y decirles “queridos, voy a montármelo por mi cuenta” pues no es algo que se me haya pasado – en serio – por la cabeza nunca. Debe ser una consecuencia de mi mentalidad de Peter Pan. Como eso parece de adultos, no va conmigo. 

Pero hay cabecitas pensantes que con esto de la crisis sí quieren apostar por su propio negocio y deciden incluirme en esos proyectos. 

Mr J piensa en tener “algo nuestro” dentro de unos años, pero no puedo hablar de ello porque es una idea innovadora que nadieabsolutamentenadie puede conocer. Mi papel en ella es… inquietante. Me gusta que confíe en mí pero no estoy en absoluto preparada para la tarea que me ha encomendado. Menos mal que no nos pondremos a ello hasta dentro de un par de años: tengo tiempo para instruirme. 
Mi hermana quiere que tengamos una tienda de cupcakes y cosas bonitas. A mí me encantan esas tiendas, con cosas preciosas que te da mucha pena comerte. No sé por qué siempre he creído que la gente que tiene tiendas rollo bombonería, tienda de madalenas bonitas o cafés chachis no puede ser desgraciada.

No sé por qué, imaginarme en un futuro haciendo cualquiera de las dos cosas – o ambas – me ha hecho pensar en todas las cosas que quería ser “de mayor” cuando “era pequeña”: peluquera, detective, cocinera, vendedora en una tienda de chorradas para regalar, actriz, cantante, arquitecta, pintora, escritora y, por supuesto, periodista. Y es que cuando somos pequeños, no nos imaginamos en profesiones aburridas, porque incluso lo que puede acabar siendo un rollo nos lo imaginamos como una profesión fascinante. Nadie quiere ser auxiliar administrativa porque para empezar cuando eres pequeña no sabes ni qué es eso. Nadie quería ser cosas aburridas, excepto Fernando Ramos, que esta mañana ha confesado en En Días Como Hoy que cuando era un crío quería ser empleado de banca. Ni siquiera director.

Anuncios

One thought on “Emprender

  1. Pues no me parece mala idea, seguro que te lo pasarias muy bien en el trabajo.

    A mi me pasó igual, de pequeña quise ser de todo, pero nunca pensé que acabaría siendo Psicóloga, quizás porque antes ni siquiera le daban importancia a esta profesion xD

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s