Más espectadora

Definitivamente ya ha pasado mi momento para muchas cosas. Intento de alguna manera cambiar, o recambiar, o revolverme a mí misma en busca de todo eso que he perdido, que no sé si es negativo o positivo, y sin embargo soy incapaz.
Me he dado cuenta de que soy mucho más reflexiva que hace años, aunque conservo mi “pronto”, que también es verdad que aguanto hasta que estalla en lugar de dosificarlo. Reflexiono; de hecho, durante todo el día pienso mogollón de cosas que hasta me sorprenden a mí misma. No porque sea una lumbrera, sino porque las conclusiones a las que llego son cuanto menos inquietantes, novedosas, no sé, extrañas. 
Me detengo a mirar a mi alrededor. Por qué éste ahora dice esto, porque aquella utiliza estas palabras, qué hace que ésta otra actúe de esa manera o qué es lo que tan feliz le hace a él. Sin embargo, en medio de todo este remolino de observaciones, yo me noto cada vez más oculta, más ausente, menos protagonista, más espectadora. Y disfruto de mi papel, he de decir. Cada vez hablo menos de lo que pienso, cada vez me guardo más mis pensamientos, mis emociones, porque a veces, es incómodo hablar de ellas, porque a veces me da miedo a parecer que renuncio, o que voy hasta el final con ellas, aunque me lleven a la destrucción en cualquiera de los dos casos. Quizá por eso soy incapaz de escribir 140 caracteres que a muchos les parecen escasos, por eso actualizo de guindas a brevas y me cuesta encontrar un tema con el que hacerlo, por eso no llamo a nadie cuando siento tristeza o alegría, cuando quiero que alguien me dé la razón o me la quite. Será que he madurado, o que cada vez soy más inmadura, eso ya según se mire. 

Este fin de semana me he dado cuenta de que las personas no cambian, y de que muchas veces no vale de nada ser amable, porque la gente no responde igual. La felicidad y la tolerancia son un blanco fácil, y yo hoy me siento más indefensa que nunca.


Me prometí no escribir jamás nada triste en Corona de Margaritas, y esto no lo es. No es triste, aunque igual tampoco es alegre. Es sólo un trocito de la poca incontinencia verbal que me queda. Para el próximo día juro tragármela, como hago siempre. Palabra.

Anuncios

One thought on “Más espectadora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s