No me da la gana

Nos han intentado inculcar que seamos independientes, que estudiemos, que trabajemos, que reivindiquemos nuestros derechos. También que no dejemos de buscar al hombre perfecto, que nos proteja y nos lleve las maletas, que no nos deje pasar miedo, que nos pase a recoger y nos traiga a casa a medianoche. 
Hay una especie de acuerdo tácito que dice que las amigas son una cosa y el novio otra, que han de estar condenadamente separadas y la segunda siempre supeditada a la primera. Que las tenemos que medir y jerarquizar, que todo en esta vida es un orden de prioridades, y que sólo ocupa el puesto más alto la amistad cuando te falta un hombre a tu lado. Que los amigos son ese pasatiempo que tienes mientras encuentras al hombre de tu vida. Luego no tienes por qué volver a verlos. 

También es costumbre que según pasen los años haya cosas renunciables y un camino a seguir, que no haya lugar para la conciliación, que llegue un momento en el que el recorrido se bifurque, deje de ser conjunto y vaya en paralelo. Entonces has de elegir. Puedes escoger otro camino, pero seguro que estará oscuro, plagado de murciélagos, lloverá y aullarán los lobos y aunque a ti pueda parecerte bonito el resto del mundo se encargará de decirte que ese siempresiempresiempre fue el camino equivocado. 

Pues a mí no me da la gana. No me da la gana que sólo existan dos opciones en la vida y que siempre haya que elegir valorando lo que escoges y lo que rechazas. Que quiero ir al cine con mis amigas y emborracharme con mi novio y viceversa. Quiero que ellas le conozcan y que él sepa cómo es cada una de ellas. Quedarme sola, dejarle solo. Quiero ser una mujer perfecta plagada de defectos que encuentre un hombre perfecto en las mismas condiciones. Que yo también estaré dispuesta a dar abrazos de oso si él pasa miedo (porque los hombres – sólo algunos, sólo a veces – también lloran). Que disfrutaré de mis ratos a su lado y de mis ratos sin él. Que jamás dejaré de tener mis noches de chicas ni quiero que él deje de tener sus “boom days”. 

Que no quiero conformarme con tener una única persona a mi lado, que soy avariciosa, que yo lo quiero todo, sin priorizar, sin comparar, sin renunciar.
Anuncios

One thought on “No me da la gana

  1. Pues chica, no sé qué decirte… porque a mí no me han inculcado eso. Yo sigo haciendo cosas con mis amigas, con mi novio, todos juntos… él sale solo, yo salgo sola… en fin, no sé.

    Desde luego, si es lo que te han inculcado, no te dejes ni te conformes. Ya te digo yo que hay más caminos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s