Llorica

Lo admito, soy una llorica. La auténtica, la inimitable, la genuina llorica.
Puedo llorar al ver un perrito pequeño o una pareja de abuelillos paseando de la mano, lloro con una pedida de mano currada e incluso si leo algo en Yahoo Respuestas sin faltas de ortografía.
Lloro cuando me acerco al final de los libros (estoy en uno de esos momentos… Holly, I’ll miss you), con muchísimas canciones, cuando alguien me cuenta que va a tener un bebé o se va a casar por amor y no por dinero, cuando veo que mi padre ha hecho su mochila con una semana de antelación, cuando mis gatos se lavan el uno al otro y sobre todo, con la caja rosa (sin abrirla, sólo con pensarla me vale).
Vivo en una premenstrualidad constante, vaya.
Anuncios

2 thoughts on “Llorica

  1. Me he tenido que ir a vomitar en mitad de la entrada.Y eso que es corta. No puedes más de lo ñoña que eres.

    En una semana estoy allí y vas a llorar cuando no te tengas en pie de la fiesta que nos vamos a dar, de la resaca… y de la emoción 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s