Sweet escape

A veces me da por pensar que cuando me junto con amigos para contarnos un poco la vida y descargarnos de nuestras fuckin preocupaciones es como una reunión de alcohólicos anónimos. Quien más quien menos tiene los mismos problemas que quien tiene enfrente, y la terapia es, muchas veces, imposible. Me da la impresión de que a medida que van saliendo las confesiones, quien las escucha empieza a mirarse al espejo y a ver esos problemas en sí mismo, siendo así imposible ayudar. El resultado: en lugar de una persona medio depre, dos o más totalmente ko. 
Quizá la solución sea hacer como que no pasa nada, pero tarde o temprano, todo sale. Basta una película que te recuerde lo que te falta (¿por qué no lo que tienes?), una pesadilla y un dentista que siempre tiene el comentario acertado para deprimirte cuando te quiere animar. 

Una respuesta a “Sweet escape

  1. ¿Qué te ha dichooo ese perrete sacamuelas?

    No sé con quién te juntas para deprimiros todos, pero no deberíais. Siempre hay solución 😉

    (Aquí otro día te pongo una canción, que hoy no tengo tiempo 😛 )

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s