Mi Madrid

 Madrid. Mi Madrid.
Hace poco, mi hermana escribió un bonito texto sobre ese sentimiento de volver a Salamanca y pensar exactamente eso. Mi Salamanca. Inmediatamente pensé en ese sentimiento compartido y me puse perfectamente en su lugar: divisar la silueta de las catedrales y tener un sentimiento de “por fin en casa”. Y a su vez me di cuenta de que tengo el corazón dividido. Es poner un pie en Chamartín y ser un poco madrileña, o es que soy menos salmantina cuando aterrizo en la capi, no lo sé. No puedo evitar verme en casi cada rincón y hacer mías las entrañas de la gran ciudad. Una vez allí, por alguna razón, me siento segura, como si no tuviera que tener miedo a una ciudad que durante mucho tiempo me asustó y que aún hoy lo hace. Pero no tengo más remedio que guardar como un tesorito los recuerdos que allí tengo – los buenos y los menos buenos – y los que sigo construyendo. Y corregirme a mí misma cuando utilizo “nuestro” en lugar de “mi”.

Sin embargo, algo siempre se remueve en mi interior. Y antes o después, la lagrimilla.

(Seguimos trabajando en ello).

Anuncios

One thought on “Mi Madrid

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s