Cómo ser un buen jefe

  1. Sé bipolar. Es muy importante que tengas esta cualidad. Si no te viene de serie, intenta cambiar de estado de ánimo con cada luna, con cada subida y bajada de la marea y cada vez que cambie el semáforo que tengas más cerca. La clave está en desconcertar, asustar y congeniar todo a la vez. 
  2. Haz chistes malos. No te cortes si necesitas contar ese que pregunta que se ve desde la torre más alta de Toronto* o alguno que otro de dudosa naturaleza homófoba o racista. Te los reirán por compromiso sí o sí. Si no lo hacen, mátalos. Despedirlos sería simplemente insuficiente. 
  3. Putea a tus empleados con nimiedades. La clave está en poner al nivel de crisis mundial chorreces del tamaño de un piano. Por ejemplo, monta un buen pitote si descubres que tu objetivo a destruir ha llegado 3 minutos tarde a su puesto de trabajo, si detectas un punto suspensivo de más en ese artículo que ha escrito tu machaca o si una de las tazas de café no está en perfecta alineación con el resto de sus compañeras de cerámica. 
  4. Aprende a elegir el mejor momento para putear a tus empleados. Una apuesta segura es encomendar una tarea que lleve implícita echar una o dos horitas de más cuando esté a punto de ser la hora de salir. Una buena apostilla es decir aquello de “lo quiero PARA AYER”. 
  5. Interésate por tus empleados. Pregúntales por su vida, sus aficiones, su estado de ánimo y aléjate cuando te estén respondiendo. Sin disimular ni nada, ¿eh? 
  6. Sé ignorante y no tengas miedo en demostrarlo. Tus empleados siempre tendrán ese comentario que esperas escuchar para sentirte súper inteligente sin serlo. Si alguno anda corto de reflejos y no sube tu autoestima como mereces, mátalo. Despedirlo sería insuficiente. 
  7. Pasa del resto de tiempos verbales. Utiliza únicamente el imperativo. Da órdenes constantemente. Enseguida te darás cuenta de que tiene algo de adictivo: en cuanto empieces no vas a poder parar, así que no te cortes. Eres el jefe y es tu tarea.
  8. Colecciona manías y haz que tus súbditos empleados las respeten y entiendan lo indispensables que son para el buen funcionamiento de la empresa. (Si no tienes ninguna te recomiendo que te documentes al respecto porque sin ellas no eres nadie; la película “Mejor Imposible” o la serie “Monk” son buenos puntos de partida para hacerte con algunas de ellas. No temas combinar ni olvides que si se contradicen entre ellas, tienes bonus).

    (Continuará…)

    *Torontoentero, melón.

    Anuncios

    One thought on “Cómo ser un buen jefe

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s