El Mundial

En días como hoy, o en semanas como esta, o en meses como este (¿cuánto carajo dura el Mundial?) una llega a sentirse egoísta por seguir pensando en sus mierdas de siempre en lugar de dedicar todas las horas del día a reflexionar sobre la panda esa de mataos -multimillonarios, pero mataos- que van a ganar o perder no sé qué. 

Me resulta incluso obsceno si me lo permitís, que un diario como El País dedique una página a hacerle una entrevista a Pablo Iglesias en la que a modo de introducción alude a la agenda apretadísima del candidato y que cuya primera pregunta sea “¿un pronóstico para el Mundial?”. También me sale un poquito de ojo que en Hoy Empieza Todo, el señor Carmona no tenga mejor manera de empezar una entrevista a un músico que preguntándole a qué selecciones ve en la final de Brasil. Pero con lo que ya FLIPO es con que una señora (se-ño-ra) sentada en un banco disfrutando de este verano que no acaba de llegar, comente a sus amigas (señoras, también): “tengo sueño, eso es que va a perder la Roja”. 

Será que yo soy muy egoísta porque venía de trabajar pensando en mis problemas como cada día – en mi futuro precario, en mi presente defectuoso, en el cinismo, en las cosas que se perdieron por el camino y ya no se pueden recuperar, en el desgaste físico, en la añoranza, en la impotencia, en lo que duelen tantas cosas, en lo muchísimo que se disfrutan otras -, en lugar de dándole vueltas a no sé qué partido que nos va a cambiar la vida a todos.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s