Renovar

No sé si es cuestión de escoger el lugar adecuado, de que salga el sol o llueva a mares, de leer algún texto inspirador o escuchar la canción idónea, de desconectarse del mundo o, simplemente, son ganas de exteriorizar lo que te gustaría decir a alguien a quien no debes decirle ni pío, pero hay días que una siente la necesidad de liberarse de ciertas cargas, de renovar pensamientos, de dejarlos salir para poder reemplazarlos por otros más constructivos. 
Porque puedes tener muy claro cuál es tu way of life y estar 100% convencida de avanzar en la dirección correcta, pero todos tenemos momentos de debilidad. Es de humanos admitir que a veces yo también siento (aunque sea por un micro segundo) la punzada de los celos, la impotencia, el miedo e incluso el arrepentimiento. En el fondo es sano y ayuda gestionar las reacciones. Conviene actualizar también esto. La subida de pulsaciones, las lágrimas, el ansía, el examen a conductas muy estudiadas con resultados de sobra esperados que aún así te pillan en bragas. 
Esto es lo que quiero y estoy bien como estoy. Aunque a veces la más mínima tontería haga que todo se tambalee. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s