BS: Obsolescencia programada

Seguro que habéis oído hablar de la obsolescencia programada, ese maquiavélico plan capitalista para que los aparatos hagan crunch en un período más o menos corto de tiempo y con un arreglo carísimo o directamente imposible que no nos deje más opción que ir en busca de uno nuevo que seguramente es muchísimo mejor que el que tú tenías. 
Lo que igual no sabíais es que esto también se puede aplicar a las relaciones personales, sobre todo cuando tienes cierta edad -ejem- y ves cómo la gente a tu alrededor empieza a jugar al tetris, a buscar la pieza que le encaje en su plan de vida: los más exigentes despreciarán bloques creyendo que conseguir una única línea es para losers, que lo que se lleva es cargarse cuatro de golpe; otros se verán tan desesperados que llegarán a aceptar fichas de otros juegos. Fichas que ni siquiera han pedido participar. 
Los 30 nos acechan con su implacable guadaña: busca a tu pareja o muere solo junto a un cartón de vino. Es el momento de jugar a las casitas y estamos de rebajas: confórmense con cualquiera con un grado de psicopatía e higiene personal aceptables. Mejor eso que estar solo, que a ver qué haces los domingos por la noche, con quién te vas de vacaciones en verano o quién te lleva al cine el día del espectador porque somos románticos pero no tanto. ¿Tus amigos? Venga, hombre. Vete a la mierda. 
La prisa es tal que muchos recurren al viejo truco de la adulación, con lo 1956 que es. Que si eres maravillosa (sonrojo), que si eres la mujer más guapa del universo (risa nerviosa), que si yo soy de los que escuchan porque todo lo que dices es MUY interesante (desconcierto), que si yo estoy aquí para cuidarte (wtf?), que si me subo al cielo y bajo la luna por ti (vómito). 
Hay cosas que no cambian por mucho que pasen los siglos de los siglos (amén): todo esto es una mentira tan grande como Asia. Ellos buscan a alguien que les admire, que les cuide y, en definitiva, que les aguante, porque ya no están para elegir. No os creáis especiales, tampoco tienen muy alto el listón. En realidad, te dirán que no piden mucho: una mujer que no tenga vida más allá de su hombre, que no tenga pasado, presente ni futuro, un 24/7, un open 365 days a year. Buscan una piva tan tan tan única que se deje moldear a su imagen y semejanza. Reseteable, transformable y que no dé mucha guerra. Alguien que resulte fácilemente reemplazable si hay un fallo de sistema y no deje rastro ninguno. Es sencillo: sustituye la foto de fondo de pantalla de tu móvil por tu nueva conquista, mete el número de tu nueva chica en favoritos y no te molestes en anular tus planes… Vale con que cambies el nombre de la reserva… ¿cómo dices que te llamas? Bien, preciosa, cómo te iba diciendo, soy lo mejor que te ha pasado en la vida…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s