Menos mal

¿Hace falta realmente tener malas experiencias para valorar las buenas? Me decía un compañero que no es buena idea encontrar un buen trabajo con buenas condiciones nada más terminar de estudiar, con 23 años. Que todos necesitamos fogueo, cobrar una mierda, ir subiendo peldaño a peldaño y sufrir miserias. Que solo así apreciamos el éxito. Que solo así disfrutamos del crecimiento. Que solo así nos sentimos orgullosos.

No puedo estar más en contra. Yo no creo que haga falta perder batallas, por mucho que nos repitan que de las derrotas también se aprende. El fracaso está muy bien para aprender lecciones, pero no es estrictamente necesario. Es un paso que te puedes saltar. No hace de verdad ninguna falta pasarlo mal. Nunca.

A veces pienso sobre esto y sobre todas las cosas que me pasan a las que no puedo culpar al karma porque probablemente me pasan simplemente porque soy gilipollas. Pienso realmente en todo lo que he aprendido cada vez que un jefe me ha tratado como si fuera retrasada o cuando he preguntado algo y no me han contestado o han contestado a un compañero hombre. Supongo que toda esa sabiduría no se paga con dinero. Joder, qué afortunada soy en realidad.

Pero, eh, si el día de mañana llego a tener ese trabajo unicornio en el que además de tener un salario digno (sin grandes lujos, por dios, que no sabría manejarlo) pueda brillar un poco, me sentiré tremendamente privilegiada gracias a todas las mierdas laborales por las que he pasado en los últimos 10 años.

Menos mal que me pilló la crisis al terminar la carrera y no encontré un trabajo directamente, porque seguramente no hubiera sido feliz. Imagínate que en lugar de haber estado saltando de beca en beca hubiera tenido un sueldo digno y cada verano hubiera hecho un súper viaje. Imagínate que con 26 hubiera tenido ahorros para dar la entrada de un piso y no tuviera que vivir en 25 metros carísimos. Imagínate que a estas alturas de mi vida en lugar de estar pensando en cuál será mi próximo destino laboral estuviera pensando en que me han ascendido, y que a mis padres les va a hacer mucha ilusión ver los frutos de su inversión en capital humano. Qué locura, ¿no? Uf, menos mal.

Anuncios

One response to “Menos mal

  1. Tienes toda la razón del mundo.
    Parece que si no se pasa por lo malo, no se valora lo bueno. Y como tú, creo que no es cierto.

    A veces sería guay que lo bueno llegara si un previo terrible.

    En plan así, a lo loco.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s