Lo que sigue estando bien

El futuro me da miedo. No me refiero exactamente a la incertidumbre ni al no saber qué pasará. Me da miedo de verdad. Me asusta marcar fechas en el calendario con más antelación de una semana. Temo echarles una maldición o algo así. Supongo que hace tiempo creo que soy gafe conmigo misma y respeto al karma mucho más que antes, por lo que pueda pasar.

No puedo fijarme metas. Suena cobarde porque lo es. Soy incapaz. Llevo un par de semanas pensando qué objetivos plantearme para 2020 y mira, no puedo. Ni propósitos ni sueños alcanzables.

Prefiero pensar en las enseñanzas de 2019: quizá tenerlas en cuenta me impida caer en los mismos errores (al menos me gustaría cometer otros):

  • No esperes nada de nadie. Da lo que quieras dar. Sin más.
  • No te enfades si alguien no es como a ti te gustaría. Es un sentimiento que se te pega a la piel y te impide ser alegre.
  • Sé alegre. Lo has sido siempre. Vuelve, además, a ser tranquila.
  • No le des bola. N-o-t-e-q-u-i-e-r-e.
  • Abre tu corazón. Estás preparada.
  • No rechaces planes: disfruta de tus alternativas.
  • Céntrate: escribe, entrena, escucha, abraza, ríe, canta, baila. Todo eso. Aquí y ahora.
  • Esto no es el final. Te quedan muchos más regalos por abrir, aunque ya no los encuentres bajo el árbol o en tus zapatos. Las cosas cambian: pon el foco en lo que sigue estando bien.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s